Jul 082012
 

por Santiago Gamboa (Bogota, 1965)
Estudio Literatura en la Universidad Javeriana de Bogota. Se traslada a España donde vivio hasta 1990; se licencio en Filologia Hispanica por la Universidad Complutense de Madrid, y despues viajo’ a Pari­s donde cursa estudios de Literatura Cubana en la Universidad de la Sorbona.

“LAS MUJERES DE MI GENERACION”
Es uno de sus trabajos mas famosos, mas difundido, plagiado y adulterado de acuerdo a un reciente articulo escrito el 29 de Febrero del presente año, en ProDavinci (prodavinci.com).

Publicado por primera vez en la Revista Cambio (2002-2003), su popularidad se ha extendido tambien a las redes sociales. La reflexion de Gamboa es un interesante Angulo generacional, tratado con sencillez y desenfado. En revisiones espontaneas y bien intencionadas 🙂 se han agregado, suprimido o enmendado partes de su contenido; a continuacion, la version original cortesia del Centro de Estudios Miguel Enriquez (Chile 2005) y su sitio web. Disfrutenla!

LAS MUJERES DE MI GENERACION; por Santiago Gamboa

Las mujeres de mi generacion son las mejores. Y punto.
Hoy tienen cuarenta y pico, incluso cincuenta y pico; y son bellas, muy bellas, pero tambien serenas, comprensivas, sensatas, y sobre todo, endiabladamente seductoras; esto a pesar de sus incipientes “patas de gallo” o de esa afectuosa celulitis que capitanea sus muslos, pero que las hace tan humanas, tan reales. Hermosamente reales.

Casi todas hoy estan casadas, o divorciadas y vueltas a casar con la idea de no equivocarse en el segundo intento, que a veces es un modo de acercarse al tercero y al cuarto intento. Que importa. Otras aunque pocas, mantienen una pertinaz solteria y la protegen como una ciudad sitiada que de cualquier modo, cada tanto abre sus puertas a algun visitante.

Que bellas son, por Dios, las mujeres de mi generacion! Nacidas en la era de Acuario, con el influjo de la musica de Los Beatles, de Bob Dylan; Herederas de la Revolucion Sexual de la decada del 60 y de las corrientes feministas, que sin embargo recibieron pasadas por varios filtros, ellas supieron combinar libertad con coqueteria, emancipacion con pasion y reivindicacion con seduccion.

Jamas vieron en el hombre a un enemigo aunque le cantaron unas cuantas verdades, pues comprendieron que emanciparse era algo mas que poner al hombre a trapear el baño, o a cambiar el rollo de papel higienico cuando este tragicamente se acaba, y decidieron pactar para vivir en pareja, esa forma de convivencia que tanto se critica, pero que con el tiempo resulta ser la unica posible o la mejor, al menos en este mundo y en esta vida.

Son maravillosas y tienen estilo aun cuando nos hacen sufrir, cuando nos engañan o nos dejan. Usaron faldas indues a los 18 años, se cubrieron con “sueteres” de lana y perdieron su parecido con Maria, la Virgen, en una noche loca de Viernes o de Sabado despues de bailar.

Se vistieron de luto por la muerte de Julio Cortazar, hablaron de politica y quisieron cambiar el Mundo; bebieron ron cubano y aprendieron de memoria las canciones de Silvio y de Pablo; adoraban la libertad, algo que hoy le inculcan a sus hijos, lo que nos hace preveer tiempos mejores y sobre todo, juraron amarnos toda la vida, algo que sin duda hicieron y siguen haciendo en su hermosa y seductora madurez.

Supieron ser a pesar de su belleza, reinas bien educadas, poco caprichosas o egoistas; Diosas con sangre humana; el tipo de mujer que cuando le abren la puerta del carro para que suba, se inclina sobre la silla y a su vez abre la de su pareja desde adentro.

La que recibe a un amigo que sufre a las cuatro de la mañana, aunque sea su ex-novio, porque son maravillosas y su sangre no es tan helada como para no escucharnos en esa necesaria y salvadora ultima noche, en la que estan dispuestas a servirnos el octavo whisky, y poner por sexta vez esa melodia de Santana.

Por eso, para los que nacimos en las decadas del 40, 50 y 60, el Dia de la Mujer, son en realidad todos los dias del año; cada uno de esos dias con sus noches y sus amaneceres, que son mas bellos como dice el bolero, “cuando estas tu”. Que bellas son por Dios, las mujeres de mi generacion!
Santiago Gamboa (Bogota, 1965)

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2012 PreDeLaHabana® Jose Marti
Sep 092011
 

Un Harakiri…”a lo brasileiro”…

Opinión de Luis Fernando Veríssimo, escritor brasileño; (Porto Alegre, Rio Grande do Sul, 26 de Septiembre de 1936)
Creo merece ser leida al menos un par de veces e incluida en un hipotetico texto, “Hombria para Dummies”. Del Brasil señores, como ven, no solamente buen fútbol. A Teresa Esponda quien nos lo hizo llegar, muchas gracias!
Ahora, lean…

“El irrespeto por la naturaleza ha afectado la supervivencia de varios seres, y entre los más amenazados está la hembra de la especie humana.

Tengo apenas un ejemplar en casa, que mantengo con mucho celo y dedicación, pero en verdad, creo que es ella la que me mantiene. Por lo tanto, por una cuestión de auto-supervivencia, lanzo la campaña “Salvemos a las mujeres”.

Tomen de acá mis pocos conocimientos sobre la fisiología de la feminidad o femineidad, con el fin de que preservemos los raros y preciosos ejemplares que todavía quedan:

1. Hábitat:
La mujer no puede vivir en cautiverio. Si está enjaulada, huirá o morirá por dentro. No hay cadenas que las aten y las que se someten a la jaula pierden su DNA. Usted jamás tendrá la posesión sobre una mujer; lo que la va a atar a usted es una línea frágil que necesita ser reforzada diariamente.

2. Alimentación correcta:
Nadie vive de la brisa. Mujer vive de cariño. Déle en abundancia. Es cosa de hombres, y si ella no lo recibe de usted, lo buscará en otro. Besos matinales y un “yo te amo” al desayuno las mantienen bellas y perfumadas durante todo el día. Un abrazo diario es como el agua para los helechos. No la deje deshidratarse. Por lo menos una vez al mes es necesario, si no obligatorio, servirle un plato especial.

3. Flores:
También hacen parte del menú. Mujer que no recibe flores se marchita rápidamente y adquiere rasgos masculinos como la brusquedad y el trato áspero.

4. Respete la naturaleza:
¿No soporta la TPM (tensión pre-menstrual)? Cásese con un hombre. Las mujeres menstrúan, lloran por cualquier cosa, les gusta hablar de cómo les fue en el día, de discutir sobre la relación. Si quiere vivir con una mujer, prepárese para eso.

5. No restrinja su vanidad:
Es propio de la mujer hidratar las mechas, pintarse las uñas, echarse labial, estar todo un día en el salón de belleza, coleccionar aretes, comprarse muchos zapatos, pasar horas escogiendo ropas en un centro comercial. Comprenda todo esto y apóyela.

6. El cerebro femenino no es un mito:
Por inseguridad, la mayoría de los hombres prefiere no creer en la existencia del cerebro femenino. Por eso, buscan aquellas que fingen no tenerlo (y algunas realmente lo jubilaron). Entonces, aguante: mujer sin cerebro no es mujer, sino un simple objeto decorativo. Si usted está cansado de coleccionar estatuillas, intente relacionarse con una mujer. Algunas le mostrarán que tienen más materia gris que usted. No les huya, aprenda con ellas y crezca. No se preocupe; al contrario de lo que ocurre con los hombres, la inteligencia no funciona como repelente para las mujeres.

7. No haga sombra sobre ella…
Si usted quiere ser un gran hombre tenga una mujer a su lado, nunca detrás. De esa forma, cuando ella brille, usted se bronceará. Sin embargo, si ella está detrás, usted llevará una patada en el trasero.

8. Acepte:
Las mujeres también tienen luz propia y no dependen de nosotros para brillar. El hombre sabio alimenta los potenciales de su compañera y los utiliza para motivar los propios. Él sabe que, preservando y cultivando a la mujer, estará salvándose a sí mismo.

Asi que, mi amigo, si usted piensa que la mujer es demasiado costosa, vuélvase GAY.  ¡Sólo tiene mujer quien puede!”

Luis Fernando Verissimo

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2011 PreDeLaHabana® Jose Marti