Cazando a un cazador

El Pez Leon continua ganando territorio en aguas del Caribe y costas de la peninsula ­de la Florida y todo porque no tiene un enemigo natural que lo enfrente. Resulta, para los que no estan enterados, que este animalito no es oriundo de nuestras aguas,pertenece al Oceano Pacifico, y esta aqui por accidente, o diciendolo de otra manera, por error humano.
En el año 2000 mas o menos un mal tiempo que azoto la costa este mejicana provoco que accidentalmente algunos ejemplares de Lion fish, o Pez Leon fueran a parar al mar. Luego la Corriente del Golfo hizo el resto, diseminando ejemplares y huevos de este temible depredador en aguas del mar Caribe incluyendo casi todas las islas caribeñas, Bahamas, los Cayos de la Florida y toda la costa oriental de nuestra peni­nsula e incluso del continente americano.
A este ritmo en cualquier momento podra estar en las costas de Europa, Islas Canarias o cualquier otro lugar donde sea arrastrado por la corriente y donde existan peces a los que pueda devorar.
El problema es que come de todo, ademas de que no para de comer. Hemos visto como captura un pez e inmediatamente es capaz de cazar otro y mantenerlo aguantado con sus dientes por varias horas para asegurarse de tenerlo listo para cuando tenga hambre otra vez. Sus vistosos colores y aletas semejando plumas lo hacen lucir como una planta ante sus vi­ctimas, quienes bioligicamente no lo conocen ni estan preparadas para enfrentar un enemigo asi de voraz.
Cuando uno de estos ejemplares llega a un arrecife natural o artificial comienza a atacar y comer de cuanta especie marina exista, asi­ aniquila a los peces y crustaceos comedores de algas y plantas marinas; al morir estos las algas crecen en exceso y comienzan a matar a los corales, al no existir mas corales vivos algunos peces abandonan el arrecife y los que se quedan terminan mas tarde o mas temprano en su boca. Cuando no hay mas que comer el Pez Leon grande se come a los mas pequenos y cuando se acaban todos se mudan a otro cabezo u otra area donde pueda seguir cazando.
Una verdadera plaga que crece y se extiende mucho mas veloz que la velocidad a la que se mueve la burocracia administrativa del gobierno estatal cuyos ingresos mayoritariamente provienen de la industria turi­stica y parte de ella de las actividades acuaticas y subacuaticas.
Cuando la maquinaria gubernamental despierte va a ser tan tarde que probablemente el daño causado a los arrecifes costeros y la industria pesquera sea irreversible a corto plazo y costosisimo a largo plazo con resultados dudosos.

Esta situacion tiene asustados y muy alertas a duenos y operadores de tiendas de buceo como Arlinton Pavan, propietario de Dixie Divers, quien ha organizado varios eventos con buzos voluntarios que aportan su tiempo y dinero para sacar del mar a decenas de estos peligrosos huespedes que no tienen un enemigo natural en esta parte del planeta.
El más reciente evento para cazar y sacar del mar a estos intrusos fue realizado el sabado 19 de febrero del 2011, donde mas de 20 buzos sacaron de circulacion a medio centenar de estos daninos depredadores.
Otros operadores de buceo estan haciendo lo mismo, pero este esfuerzo individual no es suficiente para frenar la rapida expansion del Pez Leon en nuestras aguas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *