Barquito portugues, un aguamala peligrosa.

  1. En esta epoca del año es normal ver nuestras costas y playas invadidas por miles de bolsitas azules semejantes a pequenos globitos flotando en la superficie del agua o depositados por las olas sobre la arena.
    Mucho cuidado, es un aguamala conocida como barquito portugues con un potente veneno proteinico que puede causarnos quemaduras y hasta una seria intoxicacion. Este celenterado hidroforo de la familia Phisaliidae no tiene locomocion propia, es arrastrado por las corrientes marinas y empujado por el viento, por eso podemos encontrarlo en las playas, en zonas costeras de arrecifes o en medio del mar mientras practicamos cualquier acividad acuatica. Lo mas importante es evitar el contacto con sus tentaculos que por ser retractiles pueden estar hasta 50 metros ( no pies ) alejados del animal, aunque es mas frecuente que esten entre 10 y 20 metros.
    Que quiero decir, que no podemos confiarnos de donde estemos viendo el globito flotador pues puede estar relativamente alejado de nosotros mientras sus tentaculos pudieran estar rozando nuestra piel.
    Cuando esto ocurre el animal en modo de defensa puede liberar miles de nematocistos o pequenas flechitas con una bolsita de veneno que se descarga en nuestra piel cuando la punta se clava. Este mecanismo es el que el barquito portugues utiliza para atrapar e inmovilizar a sus presas, que dicho sea de paso son generalmente peces pequenos, o sea no caza ni come personas, pero su veneno es muy fuerte y en grandes dosis puede causar una fuerte intoxicacion en el ser humano dependiendo del tamaño y peso de la persona, de su sensibilidad a esa toxina y de la cantidad de veneno que logre introducirnos en el momento del contacto.
    Lo mas importante es no entrar al agua si vemos que el area esta invadida por estos animalitos, no intentar tocarlos, aunque si tenemos que hacerlo podemos agarrarlos con cuidado por el globo flotador, evitando tener contacto con la masa de tentaculos que cuelga debajo. En caso de contacto con estos habitantes del oceano es conveniente no perder tiempo, acudir a un centro medico y explicar lo sucedido para que lo antes posible puedan tratar no solamente el area afectada de la piel , sino aplicar un antihistami­nico adecuado para contrarestar los efectos del veneno.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *